El proyecto surge del proceso de investigación y creación del espectáculo Viva, que trata de acontecimientos reales ocurridos en la Primera y Segunda Guerra Mundial a las abuelas de la actriz Giulia Esposito.

Tiene como objetivo la transmisión y conservación de la memoria histórica a través del lenguaje teatral, llevando a cabo un taller y un espectáculo final con personas de tercera edad y jóvenes estudiantes de bachillerato.

A raíz de la emotiva y participe acogida que el espectáculo ha ido recogiendo a lo largo de las funciones, nos hemos dado cuenta de que muchas personas tenían historias familiares parecidas a aquellas narradas y que sentían la necesidad de contarlas, independientemente del país en el que se representase el espectáculo.

Para que se pueda elaborar el pasado, tiene que ser posible narrarlo. El dialogo entre las generaciones y la transmisión de la memoria es fundamental también para entender que las decisiones individuales son causas y efectos de los hechos históricos.